Una jornada maravillosa en la que nos hemos acercado al lenguaje astrológico para descifrar y leer nuestras cartas astrales, y en la que también reflexionamos filosóficamente sobre los cuatro elementos/energías que, según los antiguos cánones, conforman el mundo y son la esencia de nuestro propio ser: agua, aire, fuego y tierra. Gracias a María y Marta por guiarnos en el viaje a través de la antigüedad clásica y el sistema solar, y a tod@s por haber participado en un evento de veras memorable. ¿Sabéis dónde está vuestra luna?… Nosotr@s, ahora, sí!!!